fbpx

El secreto para la pérdida de peso saludable y duradera

¿Cuántas veces habrás escuchado a tu amigo/a o a un familiar aconsejándote la mejor dieta o régimen para perder peso rápida y fácilmente? Primero que nada, rápido y fácil no está ligado a pérdida de peso saludable y perdurable en el tiempo. Todo lo que viene rápido, se va igual o más rápido.

Pero, seguramente te fíes de sus consejos, porque ves los resultados reflejados, han perdido peso en poco tiempo y parece que no han «sufrido» mucho. Lo intentas, puede que pierdas algo de peso al principio, pero seguramente seguir ese régimen no es algo que te plantees de por vida, y al final, llega lo que tiene que llegar, el efecto rebote.

Posiblemente si realizaras un estudio de tu «consejero/a», y le preguntaras cómo le va con su milagrosa dieta unos 6 meses después, valorarás si realmente ha cambiado sus hábitos o fue más bien algo temporal, sufriendo posiblemente el temido efecto rebote como comenté antes, unido a frustración, enfado y emociones negativas en cuanto a los resultados y las consecuencias.

Secretos para la pérdida de peso saludable y duradera

El secreto es que NO HAY SECRETO, la mejor fórmula, probada y reprobada, basada en estudios científicos, comprobables y verificables, es que para lograr obtener el peso adecuado, uno debe cuidarse desde tres flancos:

  • EJERCICIO FÍSICO: a cada persona lo que le corresponda, personalizado y adaptado, según necesidades, preferencias, particularidades, posibles patologías, lesiones, etc. A todo el mundo no le sirve lo mismo, lo más acertado es personalizarlo al máximo.
  • ALIMENTACIÓN ADECUADA Y EQUILIBRADA: igual que el ejercicio físico, debe adaptarse completamente a las características personales, cada persona somos un mundo, tenemos nuestro propio metabolismo, gasto energético, y muchos puntos más que deben considerarse. A cada uno lo suyo.
  • GESTIÓN EMOCIONAL: indispensable, manejar un correcto nivel de estrés y ansiedad, evitar personas tóxicas, mantener la motivación y las razones por las que actuamos, sin una buena razón o motivación, no lograremos nada en ningún aspecto de nuestra vida.

Por lo tanto, para lograr una pérdida de pesso saludable acorde a nuestras características, debe existir un trabajo de MENTE Y CUERPO, es decir, cuando buscamos ese objetivos no debemos obsesionarnos con la estética, no debe ser nuestra única motivación, debemos profundizar y trabajar motivaciones que consideramos obvias, como mantener nuestra salud, una buena forma física y una energía vital positiva.

Pérdida de peso saludable: qué debes tener en cuenta

Por dónde empezar para una pérdida de peso saludable

Seguir una dieta sana y equilibrada

Seguro que te sabes la teoría de sobra, sabes que debes consumir alimentos te aporten gran variedad de nutrientes como los productos integrales y las verduras. Una correcta aportación de proteínas e hidratos de carbono y todo eso que ya te sabes, eliminar bollería, reducir o eliminar azúcar, reducir sal, etc. etc.

Sabes que debes incluir en tu dieta alimentos como: aceite de oliva, aguacate, semillitas de girasol, frutos secos, carnes magras (preferiblemente pavo, ternera o pollo),  pescados, cerales integrales, avena, arroz y pasta integral, semillas de chía, lentejas, entre otros.

Peeeeero, quizá no sabes bien qué cantidades son necesarias para ti, o en qué estás fallando que no consigues los objetivos que te planteas.

Ahí es donde quizá debas plantearte pedir ayuda. Un pérdida de peso saludable, no implica sufrimiento, ni penas, ni comer como un pajarito, sino que debes conocer tu cuerpo y alimentarlo acorde a sus necesidades, y te aseguro que eso no es tan fácil, a mi me ha llevado años de estudios especializados y aún a día de hoy sigo formándome, porque la nutrición es un elemento que varía constantemente, los estudios científicos sobre el impacto de la alimentación de nuestra sociedad actual cambian cada día.

Por eso, pedir ayuda para modificar tus hábitos, aprender a alimentarte y que el llevar una dieta saludable se convierta en tu forma de vida, es lo que debemos buscar, y alejarnos de dietas milagrosas a corto plazo que solo nos darán disgustos y nos rascarán la cartera.

Vida activa y ejercicio físico

Sea cual sea tu edad, tus características, tus particularidades, no pienses que es tarde para ti, o que ya lo sabes todo. Si has intentado mil veces tener una pérdida de peso saludable y has fallado mil y una, ya es hora de que consultes con un profesional.

Nuestra sociedad actual está sumida en una pandemia silenciosa que es el SEDENTARISMO, los trabajos de oficina, los medios de transporte, las comodidades que nos restan movimiento, son un cáncer para nosotros, se prevé que el sedentarismo será una de las primeras causas de mortandad, pero seguimos sin tomárnoslo en serio, ¡claro! como no lo dicen en la tele pues es que no será importante.

Sácate la venda de los ojos, mira hacia dentro y pregúntate si cuando llegues a la jubilación, quieres disfrutar de tu tiempo libre y vivir como nunca lo has hecho, o quieres llenarte de fármacos por las mañanas, no poder caminar ni 100 metros sin agotarte, sufrir dolores crónicos articulares o de espalda, o peor aún, que alguien tenga que asearte y atenderte de por vida.

Es importantísimo que empecemos desde ya a PREVENIR, nuestro cuerpo está hecho para moverse, no para estar sentado 8 horas delante de una pantalla, muévete, levántate de la silla cada cierto tiempo, da un paseo, ganarás años de calidad de vida.

Y no digas que «no tienes tiempo», si no tienes tiempo para el ejercicio físicos y cuidarte, ya verás como cuando estés enfermos tendrás que sacar tiempo para la enfermedad. Tenemos que huir de esto.

Cuidarnos está de nuestra mano, de la de nadie más, ni de tu pareja, ni de tu jefe, solo de tu mano. Busca tiempo para ti, pasea por el campo, siente la naturaleza, practica algún tipo de ejercicio físico que te guste (baile, gimnasio, bicicleta, caminatas, etc.), lo que quieras pero ¡hazlo!

Si no te sientes motivado, si te cuesta arrancar, pide ayuda, y si los que te rodean no están por la labor, ponte en manos de un profesional, no tengas vergüenza ni ningún reparo, será la mejor inversión en ti mismo/a.

Un profesional te ayudará a encontrar lo que más te guste, te motivará y te apoyará en lo que necesites, sin juzgarte ni evaluarte, serás tu mismo y disfrutarás del camino.

Dedícate tiempo a ti mismo/a

Parece mentira, pero seguro que si te paras a pensar en el tiempo que te dedicas a ti mismo/a, sacarás un cero. Te digo por qué, cuando no estás en el trabajo estás con tus hijos, o bien te tumbas en el sofá a ver canales de televisión que no te aportan nada, o te refugias en juegos de tablet, o te dedicas a otras personas.

Cambia el chip, busca tiempo para ti, pero de verdad, pasea solo, escúchate, aunque tengas mucho ruido de pensamientos, tómate unos minutos, concéntrate en tu respiración y siéntela, ese ruido se transformará en un susurro que ya no te perturbará.

Se trata no de eliminar los pensamientos (esto es imposible) pero si lograr una convivencia cordial con ellos, trabajar para que no te afecten y así buscar la serenidad que hoy en día tanto hace falta.

Para lograr una pérdida de peso saludable, debes estar sereno/a, de esta forma estarás en tu momento presente y podrás practicar la alimentación consciente, evitar atracones o una pérdida de control con la comida.

Es un trabajo que lleva su tiempo, pero te aseguro que es tan gratificante que merece la pena totalmente. Te sentirás orgulloso/a de ti mismo/a, visualizarás un cambio en ti y esto se reflejará a tu alrededor.

Aprenderás a ser compasivo/a contigo mismo/a, eres humano y por supuesto caerás alguna vez en alguna tentación, pero aprenderás a perdonarte y a seguir adelante, no te enfadarás ni te frustarás, sabrás que eso forma parte del camino y simplemente continuarás.

Es esencial lograr una buena conexión con uno mismo, para valorarse y premiarse por todo lo bueno que puedes llegar a conseguir, sin profundizar en exceso en lo negativo, sino visualizándolo y dejándolo ir, así no tendremos rencores y podremos seguir con nuestra búsqueda de la pérdida de peso saludable sin enfados.

Si te resulta difícil o crees que no puedes hacerlo, ¡te equivocas!, por supuesto que puedes, pero puedes necesitar ayuda. Un proceso de coaching será lo indicado. Pedir ayuda es de fuertes.