Hidratación en el deporte: ¿cómo y cuándo?

Todavía son muchas las personas que creen que la hidratación en el deporte es un tema con el que no hay tener demasiado cuidado.

Pero, este tema es importantísimo, ya que puedes evitar muchos problemas de salud, ¡incluidas las lesiones! ¿Sabes cómo hacerlo correctamente?

Aquí las pautas necesarias para que te informes muy bien.

hidratación en el deporte

La Hidratación en el deporte es algo importante

Si quieres evitar distintos problemas de salud, la hidratación en el deporte es un tema que siempre debes de tener muy en cuenta.

Muchas personas creen que con beber agua después del ejercicio es suficiente, pero esto es un error fatal a la hora de pensar en sacar el mejor rendimiento al entrenamiento, entonces, ¿cuándo debo de hacerlo?

La hidratación en el deporte, ¿cuándo y cómo?

Lo ideal es no dejar de hidratarse durante toda la duración del entrenamiento, incluyendo el antes y el después.

Es necesario hacerlo antes del entrenamiento, ya que cuando se empieza con el calentamiento, las extremidades literalmente se lubrica llenándose de líquido sinovial al momento en el que la articulación se separa un poco del músculo.

Además de que un cuerpo hidratado llega a tener mucha más energía para terminar con el entrenamiento.

Eso sí, no bebas mucha cantidad de golpe porque sentirás una sensación de ‘estar lleno’.

Hidrátate durante todo el entrenamiento, incluyendo antes y después.

Durante el entrenamiento es necesario tomar pequeños sorbos de agua para recuperar algo de lo que has estado perdiendo con el sudor. Cada gota se sudor es agua (OJO: no es grasa lo que estás quemando) que tu cuerpo libera segregándolo gracias a las glándulas sudoríparas, todo para que se mantenga en una temperatura estable de 37 grados centígrados

Tomar pequeños sorbos de agua cada 5 minutos será excelente para mantener la forma y evitar lesiones que se pueden suscitar cuando tu cuerpo no tiene la cantidad de agua necesaria dentro de los músculos.

Por último, debes mantener la hidratación de forma continuada después del entrenamiento, especialmente cuando éste se realizó con intensidad y en condiciones de clima calurosas.

Recuerda que, según la Asociación de deportes Español, hacer 40 minutos de ejercicio cuando el calor supera los 30 grados hace que tu cuerpo pierda más de 2 litros de agua

El Agua en su estado puro es suficiente, pero hay algunos entrenamientos que terminan por desgastarte, por lo que las bebidas deportivas preparadas son tu mejor opción. Cada gota de sudor contiene 3mg de sal y minerales como el Hierro y Zinc, mismos que se le adicionan a estas bebidas