Coaching nutricional: motivación y conocimiento para alimentarse bien

El coaching nutricional es una de las variantes del coaching que te ayudará a alcanzar la meta de situarte en tu peso adecuado y con una composición corporal saludable, a través de pequeños cambios pero constantes que harán que mejore tu conducta de alimentación lo cual  mejorará tu forma física y por lo tanto tu salud.

Debes olvidarte de la definición de «dieta» que existe en tu cabeza, posiblemente encadenada a sensaciones negativas y de sufrimiento, todo eso se ha quedado atrás, ya que está más que demostrado que solo sirven para cambios temporales, dando lugar a efectos rebote nada deseados, frustración y seguramente, mucho dinero tirado a la basura.

En el coaching nutricional, contarás con un especialista en nutrición y en conductas de alimentación que estudiará tu caso, de forma que identificará tus necesidades de salud y aquello que te ha limitado para lograr una alimentación equilibrada, saludable y consciente. Localizará las limitaciones y las limará para aprender de ellas y utilizarlas para mejorar. Además, potenciará tus fortalezas para mantener tu motivación a seguir la mejora y te hará un seguimiento cercano de tu estado de ánimo y cambios emocionales.

Para orientarte mejor, el coach nutricional observará a detalle las diferentes áreas de tu vida para analizar si alguna de ellas obstaculiza el cumplimiento del objetivo de nutrición o a identificar lo que más te motiva para lograrlo. En este orden de ideas, tú pasas a ser el líder y protagonista de tu propio proceso haciendo que puedas cumplir con los cambios propuestos y tu proceso de salud.

¿Cuándo nació el coaching nutricional?

Nació como parte del health coaching o coaching de salud, una de las ramas del coaching. El de salud surgió alrededor de los años 60 dentro del entorno hospitalario, sobre todo aplicado a pacientes con necesidad de dejar el tabaco o en casos donde se requería tomar hábitos de tratamientos de salud para controlar la diabetes o enfermedades cardiovasculares.

A lo largo de los años, expertos han definido el coaching de salud como un programa eficaz que ayuda a los pacientes a capacitarse y a tener mayor confianza en el proceso de cuidado y preservación de su salud a partir de las metas fijadas.

En este contexto el coaching nutricional respaldado por el de salud, es una gran herramienta para que logres cambiar hábitos alimenticios y consigas mantenerlos con el tiempo, con el fin de conseguir resultados en tu salud y mejoras en tu calidad de vida.

Lo que conseguirás con el acompañamiento de un coach nutricional es un guía, el impulso y la motivación que necesitas, además de la asesoría adecuada para que logres cambios nutricionales y sin desistir en el camino.

En qué casos se aplica el coaching nutricional

  • En personas que necesiten mejorar su alimentación y que aunque tienen el conocimiento sobre qué deben hacer, no pueden llevar a la práctica esos conocimientos y llevan mucho tiempo intentándolo sin lograrlo.
  • En personas que no se atreven a iniciar un proceso de cambio en materia nutricional a pesar de ser conscientes de la necesidad de iniciarlo.
  • En casos en que la persona no se siente bien con sus hábitos alimentarios actuales y desea cambiar, pero no sabe cómo iniciar, o cuál es su objetivo principal. Lo único que sí sabe y quiere es poder hacer un cambio real.
  • En personas que han intentado decenas de métodos y no han dado con el suyo, sintiéndose frustradas y a punto de tirar la toalla.
  • Aquellas personas que ya han tirado la toalla, que tienen la sensación de que no son capaces, con la autoestima dañada, que necesitan un apoyo real y de confianza.

Eso sí, busca profesionales formados, que te den confianza, en el coaching nutricional, la relación coach cliente es muy estrecha, debes sentir «feeling», sentirte cómodo/a, casi tanto como si fuera un terapeuta, no te guíes solo por el tema económico, sé exigente, mira mucho más allá porque lo que recibirás de un coach de verdad, es de un valor incalculable.