El entrenamiento online para los más exigentes

Entrenamiento online para los más exigentes.

El entrenamiento online está más en auge que nunca y ya es hora de tenerlo en cuenta y valorarlo como algo casi esencial en estos tiempos.

Vivimos en una época en el que el teletrabajo y los servicios online se han disparado, no solo debido a la pandemia que ha sido el catalizador que ha catapultado este modelo de trabajo hasta dimensiones inimaginables, sino porque las nuevas tecnologías nos facilitan muchísimo el proceso, cada vez más.

ruth-cohen-coach-personal-trainer entrenamiento online

Esto por un lado, tiene ciertos aspectos positivos:

  • permite conciliar la familia y vida personal con el trabajo, aunque los papas que tienen niños pequeños probablemente no coincidirán en este punto, desde luego tiene que ser todo un reto poder concentrarte con pequeñas personitas repletas de energía revoloteando alrededor.
  • flexibilidad horaria, adaptación del horario de trabajo en función de las necesidades personales.
  • reducción de gastos, te ahorras en el transporte, las comidas, etc.
  • mayor productividad al gestionar mejor el tiempo y no tener que depender de factores externos como los atascos para ir y volver a la oficina, o los horarios del transporte público. Este gestión del tiempo puede tener consecuencias muy positivas en tu productividad, pudiendo aprovechar las primeras horas del día para sacar más cantidad de trabajo.

Pero, por otro lado tiene ciertos puntos negativos que quizá no todos nos hemos planteado y que son muy importantes:

  • No vigilamos el tiempo que estamos sentados frente al ordenador, lo cual puede llevar al sedentarismo extremo, nuestros paseos se reducen del despacho al servicio o quizá a la cocina a por un café, atrás se queda el pasear hasta la cafetería de la otra esquina, así que nos ahorraremos demasiada actividad, esto no es nada bueno.
  • Posturas inadecuadas, ya que no todo el mundo es afortunado de disponer de un lugar adecuado para la realización de sus tareas (altura de la mesa, espacio suficiente, silla adecuada, etc.), con lo cual el riesgo de malas posturas y de dolencias a consecuencia de las mismas, es muy alto.
  • Poca interacción social, al menos cara a cara, ya no coincidimos con nuestros compañeros de trabajo y no estamos cultivando otras relaciones sociales distintas a las de nuestro hogar, incluso si nos comunicamos por teléfono o por aplicaciones, no es lo mismo, necesitamos esa desconexión de nuestro hogar y poder diferenciar espacios diferentes para poder desconectar de verdad.

El entrenamiento online como la «nueva normalidad»

Centrándome en el tema que nos ocupa en este artículo y desviándolo hacia mi especialidad, es indispensable añadir que el entrenamiento online se debe tener en cuenta en esta “nueva normalidad”, y ya no solo me refiero al hecho de que un entrenador te haga saltar, brincar o hacer sentadillas delante del ordenador o del móvil, sinceramente, eso lo puede hacer cualquiera, quiero ir un paso más allá, y que el profesional esté capacitado y formado para configurar lo necesario para mejorar el estilo de vida adquirido y que nos espera a partir de ahora y cara al futuro.

Cuando hablo de estilo de vida, me refiero al conjunto de acciones para mejorarlo, esto es:

  • un correcto entrenamiento online en el que se adecúe la actividad o ejercicios a la persona con la que tratamos (y no siempre es saltar o sudar ya que dependerá de las particularidades y objetivos de la persona),
  • un adecuado asesoramiento nutricional, completamente personalizado y adaptado a las circunstancias personales de cada persona. Nada de dietas restrictivas ni obligaciones, sino, una reeducación nutricional que lleve a cambios que duren para siempre.
  • una guía para un control adecuado del sueño, es imprescindible mantener los ritmos circadianos en consonancia con nuestra naturaleza,
  • un apoyo constante que sepa cómo ajustar los cambios según las circunstancias y momentos de tu día a día (días con exceso de estrés, periodos de menstruación en la mujer, momentos de ansiedad, etc.)
  • y todo aquello encaminado a la mejora de los hábitos de la persona.

El entrenamiento online va más allá de solo ejercicio físico, esto es una pata de la mesa. Para que todo esté acorde y en armonía deben realizarse pequeños cambios que permitan a la persona lograr sus metas y cambiar su forma de vida.

No, no son dietas restrictivas, ni tampoco es salir a correr dos horas al día de repente, NO.

Se trata de un trabajo personalizado y adecuado para cada persona y sobre todo, en el entrenamiento online se debe contemplar el servicio de forma global, desde cuándo y cómo comemos hasta cuánto y cómo dormimos, todo está relacionado.

Uno de los aspectos más importantes a tratar en este servicio de entrenamiento online es el adecuado control del estrés, la verdadera gran pandemia de este siglo y que cada vez va a más.

El estrés debe controlarse desde todos los frentes: ejercicio físico, alimentación, control de los ritmos circadianos (sueño), aspectos relacionados con la menstruación en relación a la mujer, aspectos relacionados con las hormonas en el público en general.

Como he añadido antes, todo está relacionado y debemos crear estrategias adecuadas para atacar a todos los frentes y así lograr una victoria completa. De nada me sirve perder X kilos si no modifico mi estilo de vida, ya que el efecto rebote aparecerá tarde o temprano y los efectos frustrantes sicológicos y fisiológicos serán del todo contraproducentes.

La comunicación en mi servicio de entrenamiento online

En mi servicio de entrenamiento online es indispensable un feedback constante, una comunicación plena que conlleva confianza plena, para poder estar al día de todo lo que le sucede a mi alumno, y este, a su vez, sea capaz de valorar sus errores, aprender a identificarlos y dejarse guiar en la búsqueda de soluciones. Así  es como realmente se aprende y no imponiendo los cambios, deben surgir de forma natural y con justificación.

Mi servicio de entrenamiento online es quizá uno de los servicios más adecuados para las personas exigentes, porque les llevará al siguiente nivel siempre y cuando estén dispuestos al cambio.