Coach de estilo de vida

Llevar un estilo de vida saludable es uno de los elementos más necesarios y benéficos para tener buena calidad de vida y favorecer el funcionamiento del metabolismo del cuerpo pero debe trabajarse desde un enfoque multidisciplinar, para ello, un coach de estilo de vida te ayudará, y mucho.

Hay quien asocia llevar un estilo de vida saludable con sentirse atractivos, esbeltos y por lo tanto una mejorar su autoestima y otros con fuerza y vigor que mejora su rendimiento. Por supuesto esto es intrínseco a llevar un buen estilo de vida, pero esto es solo la punta del iceberg, lo que se ve desde fuera. Lo que realmente es importante es que se disfrutará de calidad de vida y de SALUD.

Todos queremos lograr y mantener un estilo de vida saludable, pero la sociedad actual, la tecnología y demás, no nos lo pone del todo fácil. De ahí que en muchas ocasiones necesitemos ayuda, ahí es donde cobra sentido un coach de estilo de vida, que estudiará tu caso integrando tus gustos, potenciando tus fortalezas y puliendo tus limitaciones, de forma que se puedan llegar a tener unos hábitos de vida saludables tanto en mente y cuerpo para así lograr un bienestar integral.

El principal rol que debe desempeñar el coach de estilo de vida es ayudarte a definir las metas que pretendes alcanzar a lo largo del proceso, al igual que descubrir y potenciar tus habilidades a la vez que se trabajan tus posibles debilidades. Te ayudará a encontrar tus propias respuestas e incorporar mejoras a su vida.

Tener un buen estilo de vida contempla una mejora global: la práctica de ejercicio programado, llevar una alimentación consciente y saludable, control y manejo adecuado de los niveles de estrés y ansiedad, y todos aquellos puntos a trabajar de forma particular. Todo ello mejorará exponencialmente tu calidad de vida, además de añadir las mejoras a nivel estético, de vitalidad y emocional.

Coach de estilo de vida

Coach de estilo de vida: una experiencia para disfrutar

Este coach de estilo de vida especializado será para ti un profesional que te ayudará a afrontar tiempos de cambio. De hecho puede ayudarte a que reconozcas y te desprendas de todo lo que dificulta tu desarrollo. El coach de vida no resuelve problemas, te asesora, te acompaña en el proceso.

Sabemos que la vida puede cambiar de un segundo a otro, todos sufrimos épocas de ansiedad, estrés, periodos de «mala suerte», pero debemos aprender a manejarlos y transformarlos en combustible para nuestra mejora. En la vida, todo pasa por algo, el sufrimiento son periodos de cambio y los cambios son nuevas oportunidades.

El coach de estilo de vida es un orientador, un facilitador que te acompañará y te incentivará a que tú mismo busques y encuentres soluciones dentro de ti, que seas el dueño de tu destino, mediante el uso de los recursos con los que cuentas y utilizando las habilidades que posees (TODOS poseemos alguna).

En términos generales, este coach te ayudará a través de procesos y técnicas de motivación a crear y cumplir objetivos de bienestar y a crear hábitos saludables.

Estos hábitos se refieren a acciones que puedes tomar para mejorar tu salud y conseguir un equilibrio físico y mental.

En qué casos puede ser útil un coach de estilo de vida saludable

Esta variante del coaching te permite una retroalimentación positiva cuando por ejemplo, uno de los objetivos es adquirir hábitos de salud.

Te permite descubrir tus hábitos y patrones de comportamiento y pensamientos que pueden limitar el cumplimiento de tus objetivos.

Si tu propósito es modificar hábitos negativos y eliminar creencias limitantes, este entrenador puede ser de gran utilidad. Seguro que te ayudará a empoderarte y a arraigar nuevas creencias que fortalezcan los hábitos saludables.

Principios del Coach de estilo de vida

Cada estrategia empleada es diferente para cada persona. Los hábitos saludables se individualizan para cada caso ya que lo que es bueno para una persona, puede no serlo para otra.

Por ello, además de ayudar a la persona a adquirir los hábitos saludables que más le benefician y volverlos perdurables en el tiempo, el programa personalizado también trabaja en manejo de emociones y en aprender a afrontar situaciones.

Es un PROCESO, de ahí a que no es algo que se consigue en un día o dos, debes de tener en cuenta que cualquier cambio de hábitos lleva un tiempo, por eso debes de comprometerte y estar preparado. La perseverancia y la motivación serán tus aliados. El coach de estilo de vida te acompañará y te guiará durante este proceso para darte la mano cuando lo necesites.