Abdomen fuerte y sin grasa, ¿solo por estética?

Tener un abdomen fuerte, libre de grasa, tonificado y cuidado, además de lo atractivo que resulta estéticamente tanto en hombres como en mujeres, tiene un papel muy importante en nuestra salud y te voy a explicar por qué.

Nuestra faja abdominal (conformada por todos los músculos que forman los abdominales: recto abdominal, oblicuos y transverso) conjuntamente con la pelvis, funciona principalmente como estabilizadora de nuestra columna.

Un abdomen no trabajado, flácido, con exceso de grasa, significa que tendremos muchísimas más posibilidades de padecer problemas de espalda.

abdomen-plano-

Adbomen fuerte para evitar dolores de espalda

Al trabajar correctamente los músculos abdominales, favoreceremos una correcta higiene postural y un control adecuado de nuestra respiración.

Por normal general, los dolores de espalda, lumbalgias y problemas posturales, se deben en su mayor parte, a una falta de tono abdominal.

Y esto no quiere decir que necesitemos lucir una «tableta de chocolate», sino que debemos trabajar adecuadamente la musculatura abdominal, al margen del punto de vista estético, que vendrá de la mano y será más que bienvenido.

Eso sí, para un correcto entrenamiento de los músculos que conforman los abdominales, debemos tener en cuenta las particularidades de cada individuo, ya que dependiendo de las mismas, serán más adecuados unos ejercicios u otros.

Cuídado con los vídeos de internet.

Hay muchísimos ejercicios para trabajar esta zona, pero debemos consultar cuáles son los adecuados para cada uno de nosotros ya que, de lo contrario, si hacemos una mala elección podemos llegar a producir el efecto totalmente contrario y dar lugar a lesiones o intensificar el dolor si ya lo padecemos.

Cuidado con los «influencers» de internet que pueden recomendar ejercicios obsoletos o mal ejecutados que pueden ser contraproducentes para nuestros objetivos. Por favor, antes de hacer locuras sin sentido que ves por internet, te pido que me consultes o a algún experto que conozcas, no juegues con tu salud.

Mi consejo es que para encontrar los ejercicios acordes a tus particularidades, consultes a profesionales formados, sobre todo si tienes alguna dolencia que pueda verse involucrada (hernias, protusiones, escoliosis, etc.), ya que podría ser contraproducente y causarte lesiones que pueden ir desde dolencias puntuales a crónicos, ¡no te la juegues!

El género femenino y la dificultad de lograr un abdomen fuerte y plano

¿Por qué a las mujeres nos cuesta lograr esa barriguita plana que tanto deseamos? Pues sencillo, principalmente por eso, porque somos mujeres, por nuestras características fisiológicas, es decir, nuestras hormonas.

La mujer tiene los niveles de estrógenos más altos, lo que nos hace acumular más grasa y líquidos en la zona abdominal: biológicamente estamos destinadas y preparadas para el embarazo.

Evidentemente, para lograr ese objetivo estético del abdomen fuerte y plano, hay que poner voluntad y constancia, cuidar nuestra alimentación, vigilar nuestro ritmo de vida, y mantener una constancia en nuestras rutinas de entrenamiento.

Cuidando la alimentación y realizando entrenamientos adaptados de forma individual, es decir, personalizados, además de controlar los niveles de estrés (difícil con nuestro ritmo de vida actual), controlando el descanso adecuado, evitando ciertos hábitos como el tabaco, el alcohol, exceso de sal, etc, podremos llegar a conseguir un abdomen fuerte y plano.

Cuando hablamos de abdominales, ¿hablamos de CORE?

El término CORE es una palabra en inglés, cuyo significado es «centro» o «núcleo», y que engloba los músculos del recto anterior, oblicuos, la musculatura profunda y los erectores del tronco.

De esta manera englobamos toda la zona central y no solo el recto anterior del abdomen (six pack o la tableta de chocolate) que son los más externos y visibles.

Lo adecuado es trabajar la musculatura abdominal centrándose en el CORE, y es donde principalmente vamos a transferir las fuerzas así como soportar la carga de nuestro cuerpo, ya sea a nivel postural o bien realizando cualquier actividad o ejercicio físico, por lo que es muy importante su correcto acondicionamiento.

Todo el mundo debería trabajar el abdomen, o como he mencionado anteriormente el conjunto del CORE, que es el centro de nuestro cuerpo y si no lo tenemos trabajado es muy probable que aparezcan problemas de espalda entre otros.

En busca del abdomen fuerte y no solo por estética

El CORE debe ejercitarse de múltiples formas, es decir, desde formas más activas y generando mayor capacidad de activación abdominal en un ejercicio más global, hasta ejercicios más integrados, con ello nos referimos a ejercicios más complejos que engloben mayor amplitud de movimiento, mayor número de articulaciones, etc.

Debemos olvidarnos de los típicos abdominales de levantar el tronco completamente con las piernas flexionadas, eso ya paso a la historia, hoy en día disponemos de una gran variedad de ejercicios que serán mucho más efectivos y con menor riesgo de lesión.

Lo mejor es que si tienes problemas para fortalecer el abdomen, si te sientes habitualmente con inflamación abdominal y no hay manera de encontrar la solución por ti mismo/a, plantéate ponerte en manos de profesionales, te aseguro que aprenderás mil y una forma de lograr un abdomen fuerte sin arriesgar tu integridad y además, mejorarás tu calidad de vida notablemente.